PROYECTO DE INVESTIGACION

Mundos de producción y pautas de localización en la industria agroalimentaria (MUPLIAL)

INVESTIGADOR PRINCIPAL: Eugenio Antonio CLIMENT LÓPEZ

 

MUPLIAL es un proyecto coordinado que pretende dar continuidad al proyecto VINIMUNDOS, también coordinado y actualmente en desarrollo con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación. Participan en ambos los mismos equipos de investigación, pertenecientes a la Universidad Complutense de Madrid y a las Universidades de Salamanca y Zaragoza.
El marco teórico en que se encuadra MUPLIAL tiene como telón de fondo las teorías de la localización industrial, del desarrollo rural y del distrito industrial, pero se fundamenta de manera directa en la teoría de las convenciones y de los mundos de producción, entendidos éstos como conjuntos coherentes de convenciones. Su principal reto teórico es establecer relaciones significativas entre algunos de los principios que constituyen dichas teorías. En concreto, se busca: a) obtener evidencias de que las industrias incluidas en los distintos mundos de producción adoptan pautas de localización específicas y b) esclarecer las relaciones existentes entre las convenciones que configuran cada mundo de producción y las preferencias espaciales puestas de manifiesto. En cuanto a su posible aplicación práctica, se espera que, una vez obtenidas dichas evidencias y esclarecidas dichas relaciones, puedan deducirse pautas relevantes para orientar las políticas de desarrollo rural.
El primer grupo de objetivos de MUPLIAL se plantea en continuidad con la línea de investigación de VINIMUNDOS, ampliándola al conjunto de la industria agroalimentaria. Se trata de elaborar una batería de indicadores cuantitativos, objetivos y verificables, que permitan medir y evaluar las convenciones que existen en las diferentes ramas de la industria agroalimentaria, de manera que se puedan realizar comparaciones rigurosas entre ellas. Dichos indicadores deben servir asimismo para caracterizar los mundos de producción y establecer en cuáles de ellos cabe encuadrar las ramas de la industria agroalimentaria.
El segundo grupo de objetivos amplía la problemática afrontada en el proyecto anterior. Se trata de identificar los modelos de localización característicos de las diferentes ramas de la producción agroalimentaria, relacionando dichos modelos con los mundos de producción en que se encuadran. A partir de aquí podrán deducirse recomendaciones para las políticas de desarrollo rural.
La metodología prevista para lograr dichos objetivos combina: a) la búsqueda exhaustiva de información cuantificada o cuantificable en fuentes oficiales y privadas y b) la realización

 

Los objetivos que se persiguen son los siguientes:


1. Superar la dicotomía entre los trabajos con sólido fundamento teórico y débil desarrollo empírico y los estudios de caso elaborados con escasa preocupación conceptual, dicotomía que caracteriza la producción científica actual en los estudios geográficos de la industria agroalimentaria.
2. Medir los tipos de convenciones de la industria agroalimentaria a través de indicadores cuantitativos, superando la definición cualitativa actualmente vigente. Las convenciones industriales, comerciales, domésticas, públicas, cívicas y ecológicas no tienen por qué ser valoradas, como hasta ahora, de manera subjetiva y en contextos locales, sino que pueden valorarse también mediante datos y cifras que permitan establecer comparaciones entre empresas, territorios y ramas de producción.
3. Identificar la situación actual de las diferentes ramas de la producción agroalimentaria en los mundos de producción a partir del establecimiento de la jerarquía de convenciones existente en ellas.
4. Identificar los modelos de localización industrial característicos de las diferentes ramas de producción agroalimentaria.
5. Relacionar dichos modelos de localización industrial con los mundos de producción en que se encuentran las ramas agroalimentarias y las convenciones que determinan esos mundos de producción.
6. Deducir recomendaciones para las políticas de desarrollo rural